domingo, 27 de marzo de 2011

Debate sobre el "museo" de la Plaza de Toros

José María Garrido, autor del anteproyecto turístico para el desarrollo funcional de la Plaza de Toros de Pozoblanco ha publicado un comentario en la entrada que dediqué a este tema. Me ha parecido interesante trasladar el debate a una nueva entrada, en lugar de dejarlo perdido en el oscuro pozo de los comentarios, por lo que incluyo aquí su texto seguido de mi respuesta:

Comentario de J.M. Garrido:
Sin ánimo de crear ningún tipo de animadversión, sí que me gustaría realizar alguna aportación en relación al contenido del artículo que aquí aparece. Ante todo, vaya por delante mi absoluto respeto por el análisis que usted hace del tema y por su voluntad de aportar ciertos matices profesionales.
Según he podido extraer del texto, su mayor divergencia respecto al trabajo presentado sobre la Plaza de Toros es la denominación de museo a lo que es una de las iniciativas que se integran en el anteproyecto. Como autor del mismo, sí le puedo asegurar que no he pretendido ningún momento banalizar el término museo ni apropiárselo a algo que, según dice usted no lo va a ser. El planteamiento de crear este lugar expositivo nace de la apuesta por el aprovechamiento del enorme potencial que la plaza de toros de Pozoblanco ofrece en muchas vertientes. Asimismo se basa en una propuesta a desarrollar en el futuro, dado que lo que se presenta es un anteproyecto, que irá ejecutándose en función de los recursos económicos existentes y de las vicisitudes que puedan surgir en el momento de afrontarse.
Comparto con usted - dado que sería positivo para todos los pozoalbenses – la idea de que el futuro museo pueda ser realizado en toda la amplitud que la palabra encierra, desde un punto de vista profesional y riguroso. Pero la utilización del término en mi trabajo parte del uso que se realiza del nombre en multitud de recintos similares a nuestra plaza de toros (diseminados por todo el territorio nacional y de reconocida solvencia turística), que también utilizan el término museo con fines muy parecidos.
En este sentido, trato de incidir durante el trabajo en la idea de que los espacios, infraestructuras o fondos que existen en la actualidad deberían ser incrementados para materializar el anteproyecto en su plenitud. Así, por ejemplo, la Sala de Autoridades donde ya se exponen algunos elementos vendría a significar la base de esas futuras instalaciones expositivas.
Sigo creyendo, por tanto, en la posibilidad de crear un espacio en el Coso de los Llanos que contenga mucha de las variables que según plantea, debe poseer un museo.
Igualmente, la partida presupuestaria de 4000 € que comenta en su cuenta de facebook, aunque puede generar varias interpretaciones, debo aclarar que estaría destinada únicamente a dar los pasos iniciales en el proceso de creación de esta área y no a su ejecución total.
Gracias.
26 de marzo de 2011 13:57


Mi respuesta:

Gracias por tu comentario, que me da pie a aclararte mi postura. Intento contestarte con puntos concretos:

  1. Mi escrito no tiene ningún tipo de segundas intenciones. No es mi estilo. Si digo que la idea me parece bien, es porque me parece bien, y si critico el empleo del término "museo" es porque me parece mal.
  2. No conozco el texto completo de tu anteproyecto, por lo que no puedo defenderlo ni criticarlo. Sólo he tenido conocimiento de la idea, que me parece acertada. Eso me lleva a suponer que el texto completo será muy aprovechable o, al menos, contendrá muchas ideas aprovechables.
  3. De la escasa información que tengo sobre el anteproyecto, sólo he criticado el uso del término "museo". Y con una intención clara: que se evite un error de partida para que esta idea pueda ser desarrollada sin problemas innecesarios. Y por una razón clara: vivo de esto desde hace años, y me veo obligado a defender la dignidad de mi profesión.
  4. No se puede usar el término "museo" porque está prohibido expresamente por una ley andaluza. Y además, no es necesario para cumplir los objetivos que se plantean. La solución es fácil: desarrollar las potencialidades de la Plaza de Toros, crear esa sala de exposiciones, pero no darle el nombre de museo.
  5. Nada había dicho en este blog sobre los presupuestos. Porque es evidente que lo que publican los medios parte de un desliz muy poco afortunado de un responsable político. Que dice textualmente que "tenemos una partida de 4.000 euros para comprar todo lo necesario para montar el museo". Nadie mínimamente informado sobre estos proyectos podría evitar la carcajada ante estas declaraciones. Pero yo no quise aludir a ello en este blog, que es un espacio público y accesible a todos, para evitar entrar en una disputa política que pudiera perjudicar el desarrollo de una idea que puede ser muy positiva. Sí lo hice en facebook, un medio para intercambiar opiniones entre amigos de forma totalmente privada. Entre esos amigos, hay algunos profesionales de los museos y del patrimonio y muy pocas personas influenciables políticamente. No quise en su momento sacar aquí lo de los 4.000 euros, y si lo he tenido que hacer ahora, es simplemente para responderte.
En resumen: creo que es necesario cambiar la idea de que "vamos a crear un museo taurino" por la de "vamos a desarrollar todas las posibilidades turísticas de nuestra Plaza de Toros con una serie de servicios entre los que destacamos la apertura de una sala de exposiciones de carácter permanente". Eso es todo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

museo.

(Del lat. musēum, y este del gr. μουσεῖον).


1. m. Lugar en que se guardan colecciones de objetos artísticos, científicos o de otro tipo, y en general de valor cultural, convenientemente colocados para que sean examinados.

2. m. Institución, sin fines de lucro, abierta al público, cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de los objetos que mejor ilustran las actividades del hombre, o culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos.

3. m. Lugar donde se exhiben objetos o curiosidades que pueden atraer el interés del público, con fines turísticos.

4. m. Edificio o lugar destinado al estudio de las ciencias, letras humanas y artes liberales.

Juan B. Carpio dijo...

Ley 8/2007, de 5 de octubre, de Museos y Colecciones Museográficas de Andalucía.

"Art. 55. Infracciones graves. Tendrán la consideración de infracciones graves:

c) El uso de cualquier forma de las denominaciones de museo o colección museográfica, o palabras derivadas, por sí solas o asociadas con otras palabras, por establecimientos que no estén creados o reconocidos como museo o colección museográfica con arreglo a esta ley.

ARt. 59. Sanciones.
1.b. Infracciones graves, multas de más de 60.000 hasta 150.000 €"

Esto es lo que hay. ¿Debemos empeñarnos en llamar "museo" desde el primer momento a lo que se puede hacer en la Plaza de Toros? ¿Con compromiso de apertura mínima de 20 horas semanales y contratación de personal técnico cualificado (en materia de museos, no de turismo ni de ninguna otra coas), además de otros requisitos OBLIGATORIOS según la legislación vigente? ¿El hecho de no llamarlo "museo" resta valor al proyecto?

Los diccionarios son interesantes, pero lo que estamos obligados a cumplir son las leyes. Nunca he visto a un abogado tirar de diccionario para usar su definición de "robo", "homicidio"... para defender a un acusado. Seamos serios, por favor.

Javier dijo...

hospital.

(Del lat. hospitālis).

1. m. Establecimiento destinado al diagnóstico y tratamiento de enfermos, donde se practican también la investigación y la enseñanza.

Pues ya está. Me monto mi propio hospital privado. Nada complicado oiga, cuatro batas y a diagnosticar! Según la RAE nada me lo impide.

Guadalupe dijo...

Y hablando de museos, ¿que ha pasado al final con la colección de Miss Coconut, digo, Carmen Thyssen?