jueves, 17 de febrero de 2011

El Museo PRASA Torrecampo


Me resulta un poco extraño haber escrito ya un buen número de entradas sin haberme detenido en mi museo, en el Museo PRASA Torrecampo. Mucho tendré que decir sobre el proyecto, sobre las colecciones, sobre las actividades… Pero como por algún sitio hay que empezar, lo haré desde el principio, aprovechando para integrar en la pestaña “publicaciones” la primera de las memorias anuales que publiqué, en 2005, en el Boletín de la Asociación Provincial de Museos Locales de Córdoba.


En este artículo, además de relacionarse los primeros trabajos realizados para convertir la antigua Casa Museo Posada del Moro en una nueva institución, el Museo PRASA Torrecampo, se contiene un resumen de la historia del centro.

Coleccionista de antigüedades desde hacía algún tiempo, y siempre inquieto y curioso, Esteban Márquez Triguero creó la Casa Museo Posada del Moro tras la adquisición, en 1969, de las casas que le servirían de sede. Las obras de restauración de la casa principal, que cuenta con una magnífica portada renacentista en granito, y el edificio colindante, se desarrollaron entre 1970 y 1972. En un espacio final de unos 575 m2 Esteban instaló su colección heterogénea de geología, paleontología, etnología, arte y arqueología, que abrió al público de forma gratuita con la forma de museo privado.

Con el paso del tiempo, los más variados objetos fueron integrándose en esta colección, haciéndose cada vez más evidente la falta de espacio en la Posada del Moro para albergarla en su totalidad. Aunque la falta de espacio y los avances que se han producido en la metodología museológica durante los últimos 40 años nos permiten observar hoy las carencias con las que contaba esta exposición, creo que es especialmente destacable el interés que siempre tuvo Esteban por desarrollar programas pedagógicos, de apoyo a la investigación y, en suma, su proyecto de convertir el centro en un verdadero museo. Algo que hoy consideramos obvio, pero que no era nada común incluso en los museos mejor dotados hasta bien entrados los años 90.

En 1995, ante lo gravoso del mantenimiento del edificio y la colección, Esteban Márquez vendió el museo al Grupo PRASA. La intención principal de las dos partes fue la de mantener la colección en Torrecampo, evitando el riesgo de desmembramiento de la misma. A partir de este momento se comenzó a proyectar la ampliación del museo, que se definió finalmente en el proyecto museológico aprobado por la Consejería de Cultura en 2006. Las sucesivas memorias anuales, que iré colgando en esta página, incluyen los datos fundamentales del trabajo realizado desde entonces.

Museo PRASA Torrecampo - 2005

1 comentario:

Anónimo dijo...

ENHORABUENA AL DIFUNTO ESTEBAN MÁRQUEZ TRIGUERO, A PRASA, A JUAN BAUTISTA CARPIO Y A TODO PUEBLO DE TORRECAMPO por luchar y apostar por este puntal de la cultura andaluza, sin duda, este Museo será un referente andaluz y un incentivo cultural, turístico y económico para Torrecampo y toda la comarca de Los Pedroches y territorios limítrofes. Ánimo, y ojalá pronto lo veamos inaugurado. Saludos desde Conquista, Mª. F. Conde.